FUNCIÓN POR LEY

BANCO DE PRUEBAS DE CHILE

El Ministerio de Defensa Nacional, a través de la Dirección General de Movilización Nacional, está a cargo de la supervigilancia y control de las armas, explosivos, artificios pirotécnicos y otros elementos similares, en cumplimiento a lo dispuesto en la Ley Nº 17.798 sobre “Control de Armas”.

En ese sentido, la Dirección General de Movilización Nacional se desempeña como “Autoridad Central de Coordinación” de todas las “Autoridades Fiscalizadoras a nivel nacional” y del Instituto de Investigaciones y Control del Ejército, el cual en su calidad de Banco de Pruebas de Chile, se desempeña como “Autoridad Asesora” en los términos previstos por la ley.

Le corresponde al Banco de Pruebas de Chile, proporcionar asesoría técnica especializada a la Dirección General y a las Autoridades Fiscalizadoras, determinando en términos generales, la peligrosidad, estabilidad, funcionamiento y calidad de las armas y elementos sometidos a control. Para lo anterior, cuenta con 6 (seis) Sucursales (Santiago, La Serena, Copiapó, Calama, Antofagasta e Iquique) y 30 (treinta) Delegaciones distribuidas a lo largo del País. 

Junto con la misión asignada por Ley, el Banco de Pruebas de Chile participa como integrante en la “Comisión Internacional Permanente para la prueba de armas portátiles de fuego” (C.I.P.), con sede en Bruselas – Bélgica, la cual tiene como finalidad la estandarización y cumplimiento obligatorio de métodos de inspección y ensayos de las armas y municiones de uso civil, desde el punto de vista de la seguridad del usuario final.

El Estado de Chile, por DFL 142 del año 1972, se incorpora a la C.I.P. como miembro oficial junto a Inglaterra, España, Francia, Bélgica, Finlandia, Alemania, Austria, Italia, República Checa, Hungría, República Eslovaca, Federación Rusa y Emiratos Árabes Unidos.